Visita: Auschwitz – Birkenau. Escenario de un genocidio

Auschwitz

Ubicado en la localidad Oświęcim, a unos 50 kilómetros aproximadamente de Cracovia Polonia. El campo de concentración Auschwitz es una visita obligada si estas de paseo por Polonia.

Ecos del pasado que nos llaman a hacer conciencia de nuestro presente. No es un lugar entretenido en el término de diversión, pero si es un espacio que nos muestra una gran historia y que nos puede dejar una valiosa enseñanza de los valores humanos.

Lo que se ha hecho no se puede deshacer, pero se puede evitar para que no ocurra de nuevo – Ana Frank

Breve historia de Auschwitz

Con el comienzo de la segunda guerra mundial y con Hitler al mando, Auschwitz fue construido como campo de trabajo y exterminio de personas en el año de 1940.

La filosofía que se tenía al hacer este proyecto, era recluir a todas aquellas personas que se consideraban como enemigos de la nación por el gobierno de la Alemania Nazi. Y ¿quiénes eran contemplados para este proyecto? pues prácticamente presos políticos, personas estimadas como antisociales, si, ¡antisociales!, con este término se referían a los homosexuales o discapacitados, además de criminales, fanáticos religiosos, sacerdotes y por último personas calificadas como de raza inferior, a este grupo se les unían judíos, personas de raza negra y gitanos.

Las agrupaciones que se integraban al campo de concentración eran hombres, mujeres, ancianos y niños de diferentes edades, con nacionalidades húngaras, alemanas, francesas, polacas, rusas y cualquier otra que consideraran no entrara en su clasificación de “raza pura”.

La persecución nazi reclutó a miles de judíos y después de ser humillados en los lugares de donde procedían, eran trasladados en vagones de ganado dejándolos en las peores condiciones y viajando por días hasta que al fin llegaban a Auschwitz, donde eran recibidos con una gran inscripción en la puerta que decía “El trabajo te hará libre” (Arbeit macht frei). Una vez en el campo de concentración se dividían a las personas en distintos grupos, se les despojaba de sus pertenencias, les cortaban el cabello, proseguían tatuándoles un número en su brazo, el cual, sería por mucho tiempo su nuevo nombre y al final les brindaban un uniforme rayado.

El campo de trabajo estaba dividido en bloques, de todos estos sobresalía el Auschwitz bloque 11 el cual también era conocido como el bloque de la muerte, ya que en él se llevaban a cabo castigos para los ya prisioneros del campo, se les encerraba en pequeñas celdas y se les dejaba morir de hambre.

Auschwitz llegó a albergar a más de 100.000 prisioneros, no se tiene las cifras exactas, pero se calcula que murieron más de un millón de personas, ¿los motivo de muerte?... Hambre, propagación de enfermedades debido a las condiciones en las que vivían y sin olvidar “la solución final”, muertos en las cámaras de gas, para después ser cremados.

Algo importante que debes de saber, es que Auschwitz tuvo dos subcampos de concentración, además de Auschwitz I, existió Auschwitz II Birkenau y el último fue Auschwitz III Monowitz.

Finalmente en el año de 1945 los escuadrones del ejército soviético entraron a cada uno de los campos y liberaron a los prisioneros que aún sobrevivían, la mayoría en muy mal estado.

Auschwitz ubicacion geográfica

Como ya lo habíamos mencionado antes, Auschwitz– Birkenau se encuentra ubicada en la provincia Polaca de Osvecimia (Oświęcim en Polaco).

Y seguramente te preguntarás ¿por qué se llamó Auschwitz? Fácil, porque así era pronunciado en alemán Oświęcim. Polonia fue invadida por Alemania en la Segunda Guerra Mundial; y bueno, la demás historia ya la conocen.

Osvecimia tiene aproximadamente 40,000 habitantes, y se encuentra a 2 horas de la ciudad de Cracovia.

Además del museo Auschwitz– Birkenau, Osvencimia cuenta también con muchos otros lugares de interés como monumentos, museos e iglesias; es muy recomendable visitar el centro de la ciudad que tiene hermosa arquitectura y buenos lugares para comer.

Se recomienda visitar la Torre de Defensa y la Plaza del Mercado de Osvencimia que es sumamente acogedora.

Auschwitz aeropuerto mas cercano

En cuanto a los aeropuertos, Osvencimia no tiene uno propio, pero el Aeropuerto de Cracovia-Juan Pablo II se localiza a 55 km de la ciudad. De igual manera el Aeropuerto Internacional de Katowice se encuentra a una distancia de 61 km.

Auschwitz como llegar

La mayoría de los viajeros que van a visitar Auschwitz llegan desde Cracovia, esto debido a que Cracovia es un destino muy concurrido e interesante.

A continuación te brindamos varias alternativas para que puedas llegar a este interesante recinto.

Contrata un Tour con un guía en español

La mejor opción para visitar Auschwitz – Birkenau es adquiriendo un buen tour; es cómodo y prácticamente tienes todo incluido, así, ya no tienes que preocuparte por nada.

La mayoría de los tours llevan incluida la transportación y las entradas a las atracciones, además de un guía en español que pueda explicarte todo lo que desees saber.

Viaja en Autobús

Es una de las maneras más baratas de llegar al museo, el recorrido es de aproximadamente dos horas ¡calcula muy bien tus horarios!

Una ventaja de los autobuses que te llevan a Auschwitz es que salen cada 15 minutos. Son cuatro las empresas de transportes que tienen esta ruta, Przewóz Osób JS, Lajkonik, Marek Lewański y GT TRANS, todos estos camiones salen de la terminal Dworzec MDA que se encuentra ubicada a un lado de la estación de trenes. El nombre de la ruta es Cracovia a Auschwitz/Oswieçim y los pasajes cuestan 3.20€, por trayecto.

El Tren es una buena idea

¡Así es! Viajar en tren también es una muy buena opción, lamentablemente no te lleva directamente al museo de Auschwitz.

Debes tomar el tren desde el centro de Cracovia, el tiempo de camino es similar al del autobús y el ticket tiene un precio de 3.50€. El tren llegará a la estación de Oswiecim, que se encuentra a 2 kilómetros del campo de concentración, por eso se te recomienda que tomes un taxi a la salida de la estación. Puedes caminar, sin embargo es una distancia larga y harías 20 minutos.

Breve historia de Birkenau

Birkenau fue construido a solo 3 km de Auschwitz, en una aldea llamada Brzezinka. El nombre de Birkenau se debe a la traducción de Brzezinka en el idioma alemán, fue construido en el año 1941.

El propósito de este lugar no era alojar a los prisioneros. La finalidad de Birkenau era llevar a todos los de raza inferior a la solución final; es por eso que en él se construyeron cuatro cámaras de gas y hornos crematorios, se esperaba que cada uno de ellos tuviera el espacio para 2,500 personas.

Como lo habíamos comentado antes, los trenes de la muerte llegaban después de días de viaje, algunos hacían parada en Auschwitz 1 y otros, directo a Birkenau.

De los cuatro crematorios que existían, dos eran subterráneos, existía la teoría que haciéndolos de esta manera los gritos se escucharían menos. Las víctimas eran llevadas a estos lugares a base de mentiras, diciéndoles que tomarían una ducha.

Aproximadamente 437,000 judíos murieron en las cámaras de gas, algunas veces no se daban abasto con los cuerpos, así que hacían hogueras al aire libre donde pudieran quemar los restos.

En 1944 la SS (cuerpo de combate alemán) desmanteló algunas cámaras de gas para no dejar ningún rastro ante la llegada del ejército soviético.

Datos impactantes que ocurrieron en Auschwitz- Birkenau

En todo el tiempo que estuvieron activos los campos de concentración se suscitaron cosas horribles, sin embargo, hay algunos datos que no se mencionan tan seguido debido a la magnitud de los hechos, aquí te dejamos algunos de ellos:

El Bloque 10

En el Bloque 10 se realizaban experimentos por parte de los médicos alemanes a hombres y mujeres. La persona a cargo de todas estas macabras ideas era Josef Mengele. Eran pruebas donde desfiguraban, inyectaban virus, y hasta trasplantaban partes del cuerpo ¡una total tortura médica!

La mayoría de las personas no sobrevivían a estos procedimientos, y los que resistían un poco más eran asesinados por una inyección directa al corazón, la sustancia que utilizaban era fenol.

El bloque 10 también era conocido como un prostíbulo, el ejército nazi solía llevar mujeres del mismo campo para premiar a “prisioneros privilegiados”.

La selección

Una vez que llegaba el tren de la muerte a Auschwitz, las personas eran divididas por sexos, y edad. Los ancianos y los bebés eran apartados y enviados directamente a las cámaras de gas. El motivo por el cual eran dirigidos en automático se debía a que no podían llevar a cabo los trabajos forzados que en el campo se les impondrían. Era mejor deshacerse de ellos.

Canadá

Así era llamada una de las barracas, donde principalmente abundaban objetos necesarios para los prisioneros (pero que no podían utilizar). Todos estos artículos eran los que se les quitaban a los reclusos a la hora de su llegada a Auschwitz; había todo tipo de pertenencias y en esa barraca trabajaban 3,200 personas para buscar tesoros ocultos que pudieran ser de nuevo utilizados.

Los Sonderkommandos

De esta manera eran llamadas las unidades de trabajadores judíos y no judíos que eran elegidos para encargarse de los crematorios y de las cámaras de gas. Todas las tareas que eran impuestas por los nazis debían de ser realizadas, ya que si no las llevaban a cabo eran ejecutados. El trabajo de un Sonderkommando prácticamente consistía en llevar a los prisioneros a “una ducha desinfectante”, en la cual les quitaban sus pocas pertenencias, los desnudaban y revisaban cuerpo entero; posteriormente los introducían a una cámara que contenía duchas de las cuales salía un infalible gas llamado Zyklon B, un pesticida utilizado para cucarachas y ratas hecho a base de cianuro. El Zyklon B tenía efecto en el ser humano apenas 20 minutos de haberlo dispersado.

Los Sonderkommando entraban a la cámara de gas y seleccionaban a todos aquellos cuerpos sin vida que pudieran tener algún objeto de valor el cual pudiera utilizarse nuevamente, como por ejemplo, dientes de oro, prótesis y cabello. Una vez que terminaban de ejercer este trabajo, llevaban los cuerpos a los hornos para ser incinerados; el motivo por el cual quemaban la mayoría de los cadáveres, era para no dejar ninguna evidencia de esta masacre, aunque con el paso del tiempo ya no fue suficiente solo quemarlos debido a que había tantas muertes en Auschwitz, que al final, la mayoría de los muertos eran arrojados a fosas hechas por los mismos reclusos y dentro del campo. Los Sonderkommandos cada cierto tiempo eran reemplazados por un grupo nuevo, a los anteriores los fusilaban, para los soldados de la SS no convenía tener a gente que supiera lo que en realidad pasaba dentro de las cámaras y crematorios.

La Homosexualidad en el campo

Aproximadamente 49,000 homosexuales sufrieron condenas y unos 16,000 fueron recluidos en los campos de concentración, obligados a utilizar como distintivo un triángulo rosa; llevaban a cabo labores pesadas y los mantenían apartados de los demás grupos. Cabe recalcar que se perseguía a todos aquellos homosexuales, judíos o no judíos, ya que como es bien sabido, Alemania deseaba una raza pura, hombres, mujeres, niños y NO antisociales.

En cuanto al lesbianismo, no existía una ley que considerara a las lesbianas como una “amenaza”; a comparación de los hombres, ellas no utilizaban en triangulo rosa en su uniforme.

Muchos dicen que las lesbianas en el campo fueron menos maltratadas y humilladas que los hombres homosexuales, sin embargo, los nazis tomaban partido de ellas y muchas llegaron a servir sexualmente en los prostíbulos de Auschwitz.

Excursión a Auschwitz-Birkenau

La mejor alternativa para visitar Auschwitz-Birkenau siempre será con un tour que te incluya todos los beneficios posibles.

En la excursión a Auschwitz tour español tendrás la oportunidad de conocer el recinto más importante que prevalece desde aquella masacre ocurrida en la Segunda Guerra Mundial.

Comienza saliendo desde Cracovia, un transporte te llevará directo al Memorial de Auschwitz Birkenau. En la entrada comenzarás a tener una sensación inquietante y de incertidumbre. Un guía en español te acompañará en todo momento y te llevará por todas las salas para que conozcas como fue la vida de los prisioneros, visitarás las barracas, verás fotografías reales y algunas pertenencias rescatadas.

Posteriormente dirígete hacia Birkenau en un pequeño autobús, ahí podrás visitar las cámaras de gas y los crematorios.

Después del recorrido que dura aproximadamente 2 horas, regresarás a Cracovia, en el mismo transporte en el que llegaste.

Aunque en la mayoría de los destinos que siempre te recomendamos hacemos mención de todas las fotos que puedes tomarte, aquí no lo haremos. Es preferible que tomes fotografías de los paisajes, fachadas, solo para tener un recuerdo de aquel histórico lugar.

¿Qué verás en el museo de Auschwitz Birkenau?

A la entrada del Memorial podrás ver aquella frase que daba la bienvenida a todos aquellos que llegaban a Auschwitz, “Arbeit macht frei” (El trabajo te hará libre).

El recorrido comienza por la zona de las barracas de Auschwitz 1. En la actualidad la mayoría de estas ya no existen, la mayoría se convirtieron en salas de exposición.

En el Bloque 4 muestran el recorrido que tenían que atravesar los reclusos al llegar a Auschwitz, así como fotografías de las selecciones que se hacían al llegar.

Algo impactante es el registro fotográfico de todos los reclusos, con su fecha de llegada y fecha de fallecimiento en el campo.

¡Prepárate para lo que viene a continuación! ya que con el paso de los bloques verás una cantidad inmensa de objetos que eran de uso personal para todos aquellos reclusos, como: cepillos de dientes, anteojos, zapatos, trastes y prótesis.

Una parte impactante es aquella donde se guarda aproximadamente 2 toneladas de cabello humano, que en algún momento fue utilizado para la elaboración de varios productos.

Llegarás a Auschwitz bloque 11, mejor conocido como el bloque de la muerte. Aquí se ejecutaban la mayoría de los castigos; podrás ver celdas muy pequeñas y algunas latas del gas Zyklon B.

Justo a un lado del bloque 11 se encuentra la pared del fusilamiento, en este lugar ejecutaban a los reclusos que habían pasado algún juicio en el bloque antes mencionado.

Podrás entrar a una cámara de gas, y ver que justo arriba de ella se encuentran aún los orificios donde los miembros de la SS introducían el gas letal. El crematorio se encuentran muy cerca, es el único que sigue en pie ya que los otros que llegaron a haber fueron desintegraron por la SS para no dejar evidencias.

Después sube a un autobús que te lleve a Birkenau, aquí podrás ver la famosa fachada que aparece en la mayoría de las fotografías de Birkenau, sí, aquella a la que se llega después de las vías del tren.

Justo alrededor, también se encuentra un vagón que fue utilizado para transportar a todas aquellas personas a la gran desgracia. A dentro, algunas barracas siguen de pie, podrás entrar a ellas y darte una idea de lo cruda y triste que fue la vida de toda la gente que vivió allí.

En esta parte de Birkenau se encuentran varios monumentos dedicados a todas las victimas del campo de concentración.

Un paseo memorable que te hará recapacitar. Lo más importante de visitar este lugar es que nos brinda la oportunidad de conocer las huellas del pasado, aprender de los errores humanos y honrar a toda esa gente que vivió, trabajó, luchó y murió.