Sagrada Familia de Barcelona: Historia, horarios, precios e información

Sagrada Familia

Un ambicioso sueño es lo que sostiene al Templo Expiatorio y al gran emblema de Barcelona. La Sagrada Familia, símbolo de la espiritualidad y la fusión entre religión y arquitectura de una manera perfectamente llevada a cabo. Su creador siempre dejo claro que construiría un Templo de Fe dedicado al Dios que le había dado todo, con la finalidad de acercar a personas de todo el mundo a vivenciar una construcción que impactaría a cualquier ser que se posicionará en la parte baja de cualquiera de sus fachadas.

Patrimonio Mundial por la UNESCO y única construcción de piedra con tal dimensión e irregulares estructuras que enaltecen cada ángulo de la majestuosidad concebida por Antonio Gaudí.

La Sagrada Familia no solo es uno de los lugares más top que no puedes perderte en tu viaje a Barcelona es, sin duda alguna, una de las creaciones más emblemáticas del ilustre Gaudí y uno de los templos religiosos mundiales con más historia; inspirado en la naturaleza y en la simbología cristiana.

Historia e Información de interés sobre La Sagrada Familia

Seguramente su nombre, Antonio Gaudí, te resulte más que familiar, pues se trata del arquitecto que diseñó este imponente monumento. Desde 1882 hasta su muerte, vivió entregado en cuerpo y alma a este proyecto, llevándose así el gran reconocimiento internacional que tiene en la actualidad.

En sus inicios se financió con los donativos de creyentes y hasta la fecha es uno de los motivos por los que la construcción sigue en pie.

Los inicios de su construcción datan de 1866 y, aún al día de hoy, está inacabada. Se prevé que sus obras finalizarán en 2026, pues desde el fallecimiento de Gaudí en 1926, las edificaciones han ido continuando poco a poco bajo sus mismas directrices. A pesar de que durante la Guerra Civil se detuvo y destruyó una parte de la construcción, se pudo retomar hacia los años 50. ¡Ni la mismísima guerra logró acabar con ella!

Gaudí: Visionario y creador de lo inexistente.

Antonio Gaudí fue un hombre que para su época le gustaban los retos, creía en lo posible que podía ser crear algo tan impactante y hermoso que atrajera al mundo en general, tuvo en mente construir la iglesia más alta de todo el planeta y desarrollarla en tributo a su Dios.

Contó con 4 fuentes de inspiración que lo motivaron a crear tan semejante obra:

Pero ¿Siempre tuvo la misma influencia?

La realidad es que no, a pesar de que contaba con el apoyo de sus creyentes para finiquitar el proyecto fue hasta el año 2010 cuando el mundo se comenzó a interesar en magnánimo lugar por la visita de Benedicto XVI.

En sí, no tiene ni 10 años de su debut, pero lo maravilloso es que sin estar finalizado, ha logrado seguidores de todo el mundo. Aunque Gaudí mencionó constantemente que su Dios no tenía prisa y que merecía un lugar perfecto, al verse en la realidad de que no lo vería terminado decidió alzar la fachada pero se olvidó de su interior, dejando una gran tarea para los arquitectos que seguirían con el ambicioso proyecto.

Partiendo de este punto importante, vamos ahora a responder a las preguntas más frecuentes sobre el hacer una visita a La Sagrada Familia, para que como turista puedas disfrutar de la experiencia lo máximo posible.

¿Has oído hablar acerca de los 12 mártires de la Sagrada Familia?

Como es parte de la vida, siempre existen grupos de choque que se niegan a proyectos y este por ser de carácter religioso, no fue la excepción.

Un grupo de anarquistas, un día decidió destruir el estudio de Antonio Gaudí, quemar los bocetos, fotografías, vandalizar cada minucioso detalle que tuviera que ver con la creación. La razón, su ira y enojo hacia la Sagrada Familia era tanto que no querían su realización, lo que no contemplaron fue que durante este hecho 12 personas que tenían que ver con el proyecto perdieron la vida por semejante acontecimiento, los cuáles por su entrega y compromiso, se les conoce como los “Doce Mártires de la Sagrada Familia”.

La respuesta de la gente ante este suceso fue de decepción y desapruebo, pero lo más impactante fue la respuesta de Antonio Gaudí al decir que su fe era más grande que todo mal y por ello se construiría de nuevo pero con tal belleza que reflejará la verdad del sitio de Dios.

“La belleza es el resplandor de la verdad, y como que el arte es belleza, sin verdad no hay arte”.Antonio Gaudí

Recomendaciones para tu visita a La Sagrada Familia

Si aún tienes dudas sobre si visitar o no La Sagrada Familia, estamos seguros que estas recomendaciones te darán el empujón final para decantarte por hacer una visita a la gran ciudad de Barcelona.

  1. Descubrimiento arquitectónico: Al acudir a la Sagrada Familia, experimentarás muchas emociones, entre ellas, claro está, el asombro de ver una de las arquitecturas más innovadoras a nivel mundial. Por otro lado, las múltiples emociones que este lugar te produce y la admiración de que sin ser finalizada es asombrosa.
  2. Sé respetuoso: Este mágico sitio lleno de fe, merece que le des el respeto a él y a las personas que con fe acuden a vivenciarlo.
  3. Reserva con antelación: La Sagrada Familia es uno de los templos más transitados de todo el mundo, por lo que la compra de las entradas puede llegar a ser un tanto caótico. Además, comprando con anticipación podrás encontrar el precio de las entradas a menor precio.
  4. Acude con un guía: Como te lo mencionamos en párrafos anteriores, acudir con un guía enriquecerá tu visita durante todo el tiempo que permanezcas en el templo. ¡Es un tip obligatorio!
  5. Visita alguna de las torres: Esta es una de las actividades que solo podrás realizar en un tour o excursión. Pero créenos que vale la pena, porque desde que Antonio Gaudí diseñó cada una de las 18 torres, todas las personas sabían que era un ambicioso proyecto que sería un emblema al arte y la arquitectura. Estando allí no puedes dejar pasar la oportunidad.
  6. Cuidado con el flash: Recuerda que el flash deteriora muchas piezas de arte, así que sé cuidadoso porque queremos conservar La Sagrada Familia por muchos años. ¡Tanto tiempo de esfuerzo y dedicación no ha sido en vano!
  7. Documéntate: A pesar de que tienes la opción de ir con un guía que te detallará cada espacio del exterior e interior, una visita documentada te permite tener un panorama más amplio de lo que sucede y hacer preguntas más detalladas acerca de lo que estás descubriendo.

Siempre lo decimos: Lo que se encuentra frente a tus ojos no es ni la cuarta parte de lo que en realidad es.

Descubre cada detalle de la Sagrada Familia

Este templo cargado de historia y símbolos religiosos, alberga estos puntos predominantes:

🌟Dato curioso: ¿Sabes el significado del tamaño de las torres?

Las torres que coronan el Templo Expiatorio simbolizan la conexión de la unión entre el hombre y Dios. En sí, las mismas torres dan una altura desde el interior que invita a la plegaria, a creer en los milagros y con la tonalidad de la luz que entra por las bóvedas con semejante fuerza, se permite contemplar las caprichosas geometrías que diseñó el gran Gaudí.

Pórticos:

Tour a La Sagrada Familia

Realizar un viaje a Barcelona te obliga a acudir al símbolo de fe de Cataluña, emblema al arte, a la historia y arquitectura: La Sagrada Familia.

Un sitio de descubrimiento y múltiples significados que hipnotizan a sus visitantes con su magnitud, sus esculturas con retratos que gritan mensajes, una técnica más que perfecta, un ambiente lleno de paz y amor con combinaciones abstractas de luz, geometrías y trabajo arduo por 3 diferentes generaciones.

Este sitio no solo te obliga una atención constante y un corazón abierto -que sin ser creyente o no-, sabemos que te enamorará por todos sus componentes.

Por ello, te recomendamos los siguientes tours que puedes reservar para enaltecer tu visita:

¿Cómo llegar a La Sagrada Familia?

El acceso general, tanto para grupos, colegios o visitas guiadas, está en la Calle de la Marina, en la fachada del Nacimiento.

La forma más rápida y cómoda de llegar hasta La Sagrada Familia, es el metro, a través de las líneas:

No obstante, si prefieres un medio de transporte más económico, también está la opción de llegar en autobús. Las líneas correspondientes son: 19, 33, 34, 43, 44, 50, 51, B20 y B24.

Horarios e información de entradas

El horario estipulado para visitar La Sagrada Familia es el siguiente:

Ten en cuenta también, que estos horarios pueden sufrir alguna modificación en caso de que en la Basílica se celebre algún acontecimiento importante.

Por otro lado, estas son otras cuestiones relevantes sobre las entradas que debes conocer antes de hacer ninguna reserva o compra.

En temporada alta se recomienda visitarlo a primera hora de la mañana o a medio día, es cuando menos gente acude al templo y se encuentran menos colas.

Debes tener en cuenta que la visita básica dura en torno a una hora, por lo que si además quieres subir a las torres deberás dedicar una hora adicional.

Costo de entrada online y taquilla

El precio de la entrada en taquilla es un poco más elevado que si optas por comprarla online. Además, puedes comprar tu entrada en taquilla para conseguir una entrada para ese mismo día (pero no para otro día), por lo que se recomienda que la compra de las entradas se haga a través de Internet.

Dependiendo del tipo de entrada y del tour que selecciones, el coste de la entrada variará un poco; puedes encontrar una entrada básica general desde 17€ hasta una entrada a La Sagrada Familia + Torres entre 32 o 36 €.

Visita la Sagrada Familia totalmente gratis

La entrada es gratis durante todo el año para el siguiente público:

¿Merece la pena realizar una visita guiada?

Realizar una visita guiada por La Sagrada Familia merece mucho la pena, ya que podrás evitar largas colas y conocer toda la historia del templo religioso al detalle gracias a un guía que te acompañará en todo momento.

Recuerda que este tipo de edificaciones en cada uno de sus rincones resguardan un significado específico que solo un guía podría ayudarte a enriquecer tu paseo con explicaciones más allá de lo que tus ojos pueden mirar.

¿Qué hacer en los alrededores de la Sagrada Familia?

Aunque La Sagrada Familia es un monumento único, no es la única joya que puedes encontrar si paseas por este barrio de Barcelona. Además, podrás contemplar:

Avenida de Gaudí: Apreciar desde una de las terrazas de esta avenida el templo religioso más emblemático del mundo, no es la única razón para pasear por esta avenida. Además de concentrar bares y restaurantes, en Navidad ponen puestecitos típico de figuras de belén para crear tu portal al más puro estilo gaudiano.

Antigua Fábrica Damm: Este es el punto de encuentro de muchos lugareños y turistas para disfrutar de exposiciones y conciertos en un ambiente diez.

Otros: Merece la pena dedicarle unos minutos al Balcón de Barcelona, diseñado en las Olimpiadas del 92, o al Complejo Modernista de Sant Pau, un maravilloso conjunto arquitectónico (obra de Lluís Domènech i Montaner) que alberga museos y que merece la pena contemplar tanto por dentro como por fuera.

La Sagrada Familia posee hermosas cualidades e innumerables adjetivos, sus componentes son un poema a la vida, el esfuerzo de años se encuentra en los cimientos que reflejan el sueño de un hombre que logró vivenciarlo en su imaginación. Muestra de que lo que te apasiona no tiene obstáculos, sino enseñanzas de vida. Lugar de fe, amor y esperanza.

Inacabada pero con la misma energía que su autor inició en ella, por hoy esperamos que para el centenario de la muerte del autor podámosla ver primorosa y finalizada; mientras, dejaremos que nos siga deslumbrando y dándonos más de que desear de cada uno de sus acabados.